Una visita a LA Organic Experience, en Ronda, permite conectar rápidamente con la naturaleza, a un paso de Sotogrande, así como conocer y participar en todos los procesos de elaboración del mejor aceite ecológico y orgánico del mercado

El mejor regalo y los mejores recuerdos siempre se alcanzan con algo que va más allá de lo puramente material: una experiencia vital. Respirar ese aire y palpar esas sensaciones se han convertido en un concepto que atrae público y turismo de todas las partes del mundo. A tan sólo 2 kilómetros de ronda, a un paso de Sotogrande, LA Organic Experience presenta una experiencia única a través de las diferentes etapas del aceite que conecta, rápidamente, al visitante con la naturaleza y un recorrido extraordinario por todos los sentidos.

Con un innovador concepto experiencial, este proyecto pionero y líder en el mundo del aceite ecológico y orgánico; consigue trasladar a los visitantes al más profundo medio natural e interrelacionarse con todas las etapas del proceso de elaboración del aceite, desde el propio cultivo y recogida, a su materialización, cata y envasado. Así como del cultivo ecológico vegetal y frutal. Todo ello, rodeado en una escenario único, en plena serranía rondeña y con vistas a la Sierra de Grazalema. Un espacio apasionante que entremezcla obras de arte, diseño vanguardista pero ecológicamente integrado en el medio, alta calidad, lujo y un lugar privilegiado para disfrutar de la naturaleza, la familia y una experiencia inolvidable.

LA Organic Experience

LA Organic Experience

De la mano del equipo LA Organic, un grupo de profesionales del mundo de la comunicación y del sector turístico-corporativo (entre los que se encontraba Grupo HCP), conocieron de primera mano las espectaculares instalaciones de este complejo ‘premium’ orientado al Oleoturismo y la agricultura orgánica.

Con una bienvenida sobresaliente en su espléndido ‘Greenhouse’ invernadero, perfectamente adaptado para la recepción y servicios de gastronomía y eventos, bajo el diseño Philippe Starck (su obra esta presente en toda la finca). La expedición realizó un atractivo recorrido por toda la finca que le permitió conocer las diferentes técnicas y zonas de cultivo del olivo, así como los diferentes procesos de elaboración del producto. Destacar lo apasionante que resulta encontrarse a mitad del sendero con verdaderas obras de arte, la mayoría de ellas referencias y esculturas relacionadas con el aceite y la propia historia de Ronda y la finca, espacios para refrescarse en verano o incluso una antigua capilla. Resaltar además el espléndido Hotel Boutique del que dispone el complejo.

Una amena experiencia que incluye el vareo y recogida de aceitunas, con las que fabricar un aceite propio que luego pueden llevarse a casa. Sensaciones únicas y extraordinarias que acaban, por supuesto, con la recompensa de una buena comida, en este ocasión, de la mano de Manoco y su tradicional asado, regado con vinos de Marqués de Riscal. Una experiencia que nadie se puede perder, algo diferente y único, a sólo un paso de Sotogrande.