Las intervenciones, con menores implicados, se producen en las playas de Cala Sardina y Torreguadiaro, pese a la advertencia de bandera roja

El equipo de salvamento de Socoservis, la empresa concesionaria de la vigilancia y el socorrismo en las playas sanroqueñas, realizó de urgencia tres intervenciones en las playas de Cala Sardina y Torreguadiaro, ambas en el término municipal de San Roque, que se saldaron con el rescate de cinco personas, entre ellas dos menores de edad de 8 y 9 años.

El primero de los rescates se llevó a cabo en la playa de Torreguadiaro, en la zona situada entre el Bahía Limón y el Chambao, cuando los vigilantes de Socoservis se apercibieron de que un niño se estaba adentrando demasiado mar adentro con una tabla de pádel surf y un remo. Cuando el niño intentó regresar, a unos 150 metros de la orilla, comprobaron que ya tenía dificultades para hacerlo, debido al fuerte viento de poniente.

Inmediatamente, el equipo de Socoservis intervino con dos socorristas en una moto de agua, rescatando uno de ellos al niño, de 9 años de edad; y el otro a la tabla de pádel surf, que fueron transportados hasta la orilla.
La segunda actuación, también en la misma zona de la playa de Torreguadiaro, cuando los socorristas se apercibieron de que una mujer de 40 años se estaba adentrando mar adentro en una balsa hinchable sin remos. A pesar de las señas de los socorristas, la mujer siguió siendo empujada por el viento, lo que provocó que se desplazaran hasta su posición, ya a unos 150 metros de la orilla, dos socorristas a nado y uno en moto de agua. La mujer fue rescatada y la balsa amarrada a la moto, siendo transportados hasta la orilla.

Playa de Cala Sardina

Playa de Cala Sardina

La tercera intervención se produjo en la playa de Cala Sardina. Los vigilantes se apercibieron de que varias personas se intercambiaban las embarcaciones entre un kayac y un pádel surf, quedando finalmente en el kayac un adulto con dos menores de edad. Los vigilantes de Socoservis comprobaron cómo, a la altura de la calle náutica de Cala Sardina, a unos 130 metros de la orilla, ya no podían salir. Finalmente, intervino un socorrista con el torno amarrado a su cintura, que se desplazó a nado hasta la embarcación y dio el aviso en tierra para que otros dos compañeros tiraran de la embarcación una vez amarrada.

Sus ocupantes, un padre de 41 años y sus dos hijos de 13 y 8 años, fueron rescatados en buen estado de salud.