Se avecinaba un fin de semana complicado para disfrutar de nuestras costas debido al temporal de levante que estamos viviendo en la última semana con fuertes rachas de viento. Sin embargo, la potencia del mismo amainó y los bañistas pudieron disfrutar de nuestras playas.

Con un viento agradable que refrescaba un poco el ambiente, cientos de personas han acudido con su familia y amigos a las playas del Valle del Guadiaro.

En Cala Sardina era complicado encontrar una plaza de aparcamiento, y los dos chiringuitos con los que cuenta esta paradisíaca playa se encontraban a rebosar.

Lo mismo ocurría en la playa de Torreguadiaro, con cientos de personas disfrutando de la agradable temperatura del mar, del sol y de los chiringuitos. Y entre algún que otro refresco, nada mejor que acompañar con un típico espeto de sardinas como el que nos ofrece Antonio, natural de Torreguadiaro y que cada verano prepara con esmero este suculento plato.

Más tranquilas estaban las playas de Sotogrande, con menos afluencia de público. Ideal para los que buscaban tranquilidad.