La célebre estatua que coronaba la rotonda de entrada de Torreguadiaro, conocida como la Innocence, ya ha encontrado un nuevo emplazamiento. La figura, con aspecto de mujer, fue retirada a finales de mayo.

Su nuevo hogar es el Parque de la Vida de San Roque, donde fue inaugurada y rebautizada como Monumento al donante el pasado 5 de junio. Dicha fecha coincidió con el Día Mundial del Donante de Órganos.

A la inauguración acudieron el alcalde en funciones, Juan Carlos Ruiz Boix, y el presidente de Trasdocar, la organización sanroqueña de donaciones, Lorenzo Pérez, el cual vive desde hace 19 años con un corazón trasplantado.

La idea de este Monumento al Donante surgió en el año 2006. Sin embargo, según el propio Pérez, no se ha podido llevar a cabo hasta ahora por los problemas económicos acaecidos durante la crisis económica.

Inauguración del Monumento al donante

Con este acto, la asociación Trasdocar concluyó la campaña “Donación de órganos, tejidos y sangre” que ha desarrollado durante todo el mes de mayo en los colegios de San Roque. A base de charlas-coloquio, se ha intentado concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de la donación para salvar vidas.

A la inauguración también asistieron estudiantes de los centros de educación secundaria Santa María Coronada, Santa Rita y Gabriel Arenas. Además, los alumnos recibieron los premios a un concurso de dibujo acerca de la donación, tras lo cual se realizó la tradicional suelta de globos.