Los Germinados, son alimentos que se consiguen al hacer germinar las semillas de determinadas plantas.

Así, cuando estas semillas germinan, hacen el proceso de digestión mas fácil, debido a que las proteínas que aportan, están predigeridas.

Su riqueza en enzimas, clorofila, aminoácidos, minerales, vitaminas y oligo elementos vivos los convierte en alimentos completos que contribuyen a corregir las carencias de la alimentación moderna.

Germinados, una comida muy saludable

Son alimentos vivos que mantienen su valor nutricional intacto hasta el momento de consumirlos, con efectos muy saludables para nuestra salud.

Entre sus nutrientes se encuentran las vitaminas C , A , B , E, K; aminoácidos, calcio, potasio e hierro, además de aportar muy pocas calorías.

Entre las semillas que pueden germinarse se encuentran:

– Legumbres: alfalfa, fenogreco, frijol chino, lenteja, judía, guisante, trébol, etcétera.

– Cereales: avena, trigo, maíz, mijo, centeno, alforfón, cebada, quinoa, arroz, etcétera.

– Oleaginosas: sésamo, girasol y frutos secos como la almendra, la nuez, etcétera.

– Verduras: brécol, zanahoria, apio, repollo, espinaca, hinojo, nabo, cebolla, puerro, perejil, rábano, etcétera.

– Mucilaginosas: berro, lino, rúcula, mostaza, etcétera.

Comer brotes es como comer vida, y el cuerpo lo agradece. Esa sensación de que comes algo realmente vivo es lo mejor que puedes percibir al comer Germinados.

Además que puedes hacerlos tu mismo en casa. Es muy sencillo y los beneficios son múltiples. Incluyendo que puedes controlarlos tu mismo y hay menos riesgos de contaminación en comparación con los que compramos en los supermercados.

Descubre más sobre este producto y otros consejos sobre una vida sana y saludable con Luisa Rodríguez en THE_HEALTHYBOX.