L a victoria de la guadiareña en el Atlanta National Golf aproxima su regreso al LPGA

María Parra, a lo grande. Poco a poco venía anunciando que estaba recuperando su mejor nivel, de hecho había tenido ya algunos buenos resultados esta temporada en el Symetra Tour, un muy buen Open de España, y confirmótras ganar el IOA Invitational, torneo de la segunda división del circuito americano, disputado en el recorrido Atlanta National Golf Club.

La victoria de Parra fue especialmente merecida, luchada y emocionante. Se impuso en un playoff en el que salieron a jugar nada menos que cuatro golfistas y donde hicieron falta cinco hoyos. Parra se impuso en el último hoyo con un eagle, después de jugar un desempate espectacular. Hay que destacar que en cada uno de los cinco hoyos pateó ella la última para ganar el torneo, siempre para eagle o birdie. Un espectáculo.

Con este triunfo, Parra encarrila su ascenso al LPGA, el gran objetivo de la temporada. Las diez primeras del orden de mérito del Symetra cuando acabe el año conseguirán la tarjeta de la primera división. Un triunfo no es definitivo, pero allana muchísimo el camino.