Agentes de la Guardia Civil, dentro del marco de la Operación “Shintai”, desarticularon un grupo delincuencial en San Roque, dedicado a la elaboración y cultivo de marihuana en grandes cantidades. Esto conllevó la detención de dos personas y la incautación de más de 300 plantas de marihuana.

Las investigaciones se iniciaron tras tener conocimiento guardias civiles del Área de Investigación del Puesto Principal de San Roque a mediados del pasado mes de marzo, que varias personas pudieran estar dedicándose a cultivar marihuana en el interior de una vivienda ubicada en la Estación de San Roque. Las primeras investigaciones permitieron localizar una vivienda en dicha barriada cuyos moradores, conocidos ambos por sus antecedentes policiales, vecinos de la localidad que pudieran estar dedicándose al cultivo indoor de marihuana.

Incautación de marihuana

Incautación de marihuana

Ante ello, se solicitó de la Autoridad Judicial auto de entrada y registro, que tras ser concedido permitió localizar en el garaje anexo de la vivienda, una plantación indoor de marihuana, que albergaba 311 plantas en su última fase de floración, así como otras en fase de secado, dicha plantación estaba dotada de lámparas alógenas, extractores, generadores, ventiladores, transformadores de potencia, etc., y para el mantenimiento de esta instalación los propietarios habían practicado un enganche ilegal a la red eléctrica.

Uno de los detenidos tiene como profesión electricista profesional, de ahí que resultara muy difícil detectar la toma que tenía enganchada la luz de forma ilegal. La operación efectuada por Guardia Civil, ha posibilitado la detención de dos personas, junto a los efectos intervenidos, han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial.