Lunes de resaca pero de buen golf, del mejor golf del mundo. Esta atípica jornada final del Andalucía Valderrama Masters, en lunes a causa de un lluvioso e inestable fin de semana, deja imágenes para la historia con un campo con poco público, pocos voluntarios pero con la nota positiva y el contrapeso idílico, la tercera victoria del virtuoso Sergio García en el Real Club Valderrama. Nuevamente con vuelta bajo el par (69) que dejan una victoria con doce golpes bajo el par del campo, algo muy reseñable teniendo en cuenta la dificultad de un torneo de cinco días de duración, las fuertes tormentas de todo el fin de semana y de sólo haberse disputado a un total de 56 hoyos.

Grato recuerdo que deja Sergio García, quién avanzó en la propia rueda de prensa de la necesidad y de la intención de la modificación de fechas respecto al Andalucía Valderrama Masters en el calendario y pese a no confirmar nada, todo parece indicar que podría enclavarse antes del verano (mayo/junio).

Regresando a la parte deportiva, la segunda plaza del torneo la ocupó el irlandés Shane Lowry que con un gran resultado (-8) dio mucho más pelea de lo que a veces reflejaban las tablillas y el seguimiento del público, llegó a estar a un solo golpe de García mientras éste marchaba por el 13. El finlandés Mikko Korhonen (-6) y el británico Ashley Chesters (-5) siguientes en las tabla, justo hasta llegar a una meritoria quinta plaza de Gonalzo Fernández-Castaño (-4) tras un grandísimo torneo que le permite tener la tranquilidad de conservar plenamente su tarjeta para la próxima temporada. Citar, pese a una quinta jornada de competición algo más desafortunada, 16ª posición del guadiareño Álvaro Quirós que también registra un buen resultado.