Catalina Bernaldo de Quirós

Catalina Bernaldo de Quirós

«Cecilia es celosa, se lo anunció a Juan desde el principio. A él hasta le hizo gracia la idea y trató de complacerla en todo, incluso cuándo no entendía que le molestaran tanto algunos detalles. Pasó el tiempo, Juan empezó a agobiarse y tomó distancia. Cecilia, en respuesta, sentía celos de cada vez más personas. Ambos han vivido relaciones anteriores que han terminado desestabilizándoles un montón y Juan, además, es padre de un niño. De vacaciones, los tres juntos, hablaban de futuro pero las dudas teñían de feo el ambiente. Decidieron acudir a mediación.

Las sesiones fueron divertidas. Fue interesante reflexionar sobre la fidelidad, lealtad, sexo, amor, salud, hogar…Tomaron conciencia de que daban significados distintos a conceptos que les ilusionaban o les daban miedo. Hablaron sin sentirse juzgados y con ayuda para hacerlo con total libertad y, comprobando, que no pasa nada malo por hacerlo.

Hoy se ríen de temas que eran tabú en su relación. Saben que la mediación está a su disposición para resolver problemas por sí mismos y Cecilia ha acompañado este proceso con una terapia psicológica para entender el origen de sus celos y temores. Han crecido como pareja y ahora se comunican mejor que antes.»