Este miércoles, 14 de febrero, se inicó el tiempo de Cuaresma en el Valle del Guadiaro. Cuarenta días previos de preparación, desde el punto de vista católico, antes del Triduo Pascual en Semana Santa. Un tradicional miércoles de ceniza, con celebraciones y eucaristías en diferentes puntos de la zona, que parte con la peculiaridad de caer en otro día señalado del calendario como es el de los enamorados: San Valentín.

En esta ocasión, un año más, El Periódico de Sotogrande acompañó a los mayores del la Residencia La Milagrosa de San Enrique durante la misa oficiada por el Rvdo. Agustín Borrell. A lo largo de la jornada, ésta misma celebración se lleva a cabo en otros puntos y parroquias del resto del Valle del Guadiaro.